El primer exoesqueleto pediátrico del mundo para la rehabilitación de niños con parálisis cerebral llega a Guadalajara

A nivel psicológico genera un gran impacto al poner a cada niño a realizar actividades que antes eran impensables

La Fundación Nipace de Guadalajara contará con el primer exoesqueleto pediátrico del mundo para la rehabilitación de los niños con parálisis cerebral.

La fundación ha recordado este miércoles, en un comunicado, que hace unos meses, el Ministerio de Ciencia e Innovación anunció la obtención del marcado CE del exoesqueleto pediátrico Atlas 2030, un dispositivo creado por Marsi Bionics, filial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

La Fundación Nipace, presente en el proyecto de creación del mismo, ha sido el primer centro del mundo en adquirirlo para poder tratar a los más de 300 niños que reciben terapia en sus instalaciones, según ha informado.

Este dispositivo se acopla al cuerpo de cada niño y, gracias a la inteligencia artificial, logra interpretar la intención de movimiento al caminar y le aporta la fuerza y la estabilidad necesaria para conseguirlo.

Con ello, los niños pueden mejorar su condición física y psicológica, ya que a nivel físico, trabaja la espasticidad, esa rigidez y tensión muscular propia de la parálisis muscular, y además de todas las ventajas que tiene el hecho de caminar a nivel circulatorio, respiratorio e incluso gastrointestinal, a nivel psicológico genera un gran impacto al poner a cada niño a realizar actividades que antes eran impensables.

Estos beneficios clínicos se han demostrado precisamente en un ensayo clínico realizado en las instalaciones de Nipace.

Según la directora de tecnología, formación e investigación, Mayte Vega, “esto ha permitido ampliar el uso del exoesqueleto a esta patología, lo que va a suponer un cambio drástico en la atención a la parálisis cerebral infantil”.

La parálisis cerebral es la lesión motora más común en la infancia, afecta las habilidades motoras, el movimiento y la postura del individuo.

Caminar tiene beneficios fisiológicos y funcionales y para este propósito, la rehabilitación centrada en el entrenamiento de la marcha asistida por robot (RAGT) ha demostrado mejorar su movilidad y se está utilizando cada vez más en la neurorrehabilitación pediátrica para complementar la fisioterapia convencional.

En estos momentos, los trabajadores de Nipace se encuentran realizando la formación necesaria para el uso clínico del exoesqueleto que podrá empezar a utilizarse a partir del mes de noviembre. 

Botón volver arriba