El hospital de Cuenca realiza sus primeros procesos de denerevación renal para reducir la tensión arterial

El servicio de Hemodinámica del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha realizado los primeros procedimientos de denervación renal para pacientes con hipertensión arterial refractaria, gracias a un programa novedoso y multidisciplinar en el que participan nefrólogos, cardiólogos y hemodinamistas.

La denervación renal es una técnica intervencionista para pacientes con hipertensión arterial no controlada a pesar de seguir tratamiento farmacológico con tres o más clases de medicamentos antihipertensivos y haber introducido cambios en el estilo de vida.

Este procedimiento ayuda a reducir la hipertensión arterial de forma eficaz y segura y en consecuencia reduce el riesgo de sufrir problemas graves de salud como infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal.

Los pacientes que han sido intervenidos en la sala de Hemodinámica del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca por los cardiólogos Antonio Gutiérrez y Sergio Abán, han sido seleccionados a partir de un novedoso programa de hipertensión arterial multidisciplinar en el que participan especialistas en Cardiología, Nefrología y Hemodinámica, que son los encargados del estudio de este tipo de pacientes que no responden a la terapia farmacológica con el objetivo de valorar si pueden beneficiarse de este tratamiento.

El objetivo es que este tipo de intervenciones puedan realizarse en el Hospital de Cuenca para pacientes procedentes de otras áreas sanitarias de Castilla-La Mancha gracias al trabajo en red que desarrollan los centros hospitalarios de la región.

El coordinador de las Unidades de Hemodinámica de Albacete y del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, el doctor Jesús Jiménez Mazuecos, ha explicado que la denervación renal es un tratamiento novedoso que se realiza en muy pocos centros hospitalarios del país, solo 72 procedimientos en toda España en el año 2022, y ha valorado que en el caso de Cuenca se está desarrollando a partir de un programa de hipertensión arterial multidisciplinar, concreto y estructurado.

“Se trata de intentar aunar con este programa a nefrólogos, cardiólogos y hemodinamistas para abordar con un enfoque multidisciplinar el tratamiento de la hipertensión refractaria, en el que participen tanto los facultativos que tratan la hipertensión arterial como los que ven las secuelas que puede provocar a nivel cardiaco y los profesionales que pueden ofertar este tratamiento invasivo que son los hemodinamistas”, ha indicado.

Según el especialista, el objetivo es poder atender a unos 15 ó 20 pacientes al año e incorporar esta técnica a la cartera de servicios del área de Hemodinámica del Hospital conquense que, según ha valorado el facultativo, sigue avanzando en el número de procedimientos que se desarrollan en Cuenca para acercar este tipo de prestaciones a los usuarios del área sanitaria, evitando desplazamientos y manteniendo estándares de calidad y seguridad.

En este sentido, el doctor Jiménez Mazuecos ha destacado, por ejemplo, la incorporación de procedimientos como los cateterismos diagnósticos ambulantes, en los que no es necesario el ingreso hospitalario de los pacientes o los cateterismos derechos para el estudio de la hipertensión pulmonar, entre otros, y ha indicado que en breve se realizarán estudios de hipertensión pulmonar muy específicos con test de vasodilatación.

infoCLM

Periódico Digital de Castilla-La Mancha con todas las noticias de Ciudad Real, Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete
Botón volver arriba