El triunfo de Oriana Márquez, la madre que ha logrado que se vayan a instalar columpios inclusivos en los parques de Cuenca

El proyecto presentado por esta conquense fue el más votado en los presupuestos participativos de Cuenca

La pelea de Oriana Márquez por unos parques inclusivos en Cuenca ha tenido recompensa. Su propuesta ha sido la más votada en la convocatoria de los presupuestos participativos de la capital y ha conseguido que se inviertan 200.000 euros en mejorar la accesibilidad de al menos siete zonas infantiles de la ciudad.

Márquez, periodista y madre de Nico, se dio cuenta un día de que ella no bajaba al parque con su hijo, que tiene ahora cuatro años. “¿Por qué iba a bajar, a ver cómo los demás juegan si él no puede participar? No puedo subirlo al tobogán sin que alguien me ayude”. Fue en ese momento cuando decidió pelear por esta idea que próximamente se hará realidad.

DENEGARON SU PROPUESTA EN EL AÑO PASADO

Márquez presentó una iniciativa similar a los presupuestos del año pasado, “pero lo denegaron porque el Ayuntamiento ya tenía previsto instalar un parque inclusivo en la zona de Los Moralejos, que iba a ser cedido por una ONG”. Este parque, a día de hoy, todavía no se ha ejecutado, paralizado probablemente como tantos otros proyectos.

En la convocatoria de 2021, esta conquense decidió enfocarlo de otra manera, porque entiende que lo inclusivo no es crear un parque para niños con algún tipo de discapacidad en algún lugar alejado, sino que estos pequeños puedan jugar en el parque con el resto de chavales. “Si me pones un parque inclusivo a cinco kilómetros de mi casa, lo que hay es exclusión; es mejor que todos parques lo tengan. Es como los colegios de educación especial: yo quiero que mi hijo esté dentro de un colegio, con su educación especial, pero dentro de un cole. Pues con los parques igual. ¿Tengo que coger el coche para llevar a mi hijo a un parque para que se junte únicamente con niños con diversidad funcional? Yo quiero que esté en su parque, con sus amigos, y pueda montar en los columpios”. Así surgió su petición para que los parques se adapten a las necesidades de estos críos.

EL ALCALDE DE CUENCA LE INVITÓ A HACER LA PROPUESTA

La propuesta de este año la presentó después de encontrarse un día con el alcalde de Cuenca, Darío Dolz y comentar el problema de mantenimiento que existía en los parques de la ciudad. “Él me dijo que había que arreglarlos y yo respondí que, ya que había que hacerlo, por qué no se hacían inclusivos, y entonces me invitó a presentar el proyecto a los presupuestos participativos”. Aquella conversación se produjo el mismo día que terminaba el plazo para presentar iniciativas. “Yo no estaba ni en mi casa, llegué y lo subí como pude, porque no tenía tiempo”. A pesar de la premura pasó el primer corte, y en el informe técnico se decidió valorar en 200.000 euros los trabajos.

CONSIGUIENDO VOTOS POR WHATSAPP

 A través de mensajes de whatsapp fue captando votos por toda la ciudad para la votación definitiva, en la que ha doblado al segundo clasificado, pero lamenta “la poca gente que ha votado, me llama la atención que siempre nos estamos quejando de que Cuenca está mal, pero cuando nos dan la oportunidad de expresarnos, ni estamos ni se nos espera”. No obstante, a su juicio, el sistema de votación “es un poco engorroso”.

Cuando se enteró de que el proyecto de parques inclusivos había sido seleccionado, Oriana Márquez se echó a llorar de alegría, “porque cuando tienes niños así, toda tu vida es una pelea para  algunas cosas y un empujón así es guay, porque es conseguir que todos los niños puedan ir a los parques”. También hay mucha gente que la para por la calle para felicitarla. “Creo que hemos conseguido algo muy bonito para Cuenca, creo que va a ser mejor ciudad gracias a esto”.

La periodista acompañará al Ayuntamiento en el proceso para elegir los lugares por donde empezar a desarrollar esta iniciativa “así que iré a ver todos los parques, para ver cuáles son los más necesitados, y hablaré con asociaciones para saber en qué barrios hay más niños con necesidades”. Advierte además de que “estaré muy pendiente de que se cumpla” y ya está pensando en otras iniciativas para presentar a los próximos presupuestos, pensando también en los pequeños con discapacidad funcional.

/Jesús Huerta/

Botón volver arriba