La sala mixta de Hemodinámica Cardiaca del Hospital de Cuenca ha realizado más de 3.000 actos médicos en dos años de funcionamiento

Los facultativos responsables de cada una de las áreas trabajo de la sala mixta han puesto en valor el trabajo desarrollado en este tiempo y la proyección de futuro

La sala mixta de Hemodinámica Cardiaca del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha realizado hasta el mes de octubre del año 2021 más de 3.000 actos médicos, entre los cuales destacan los 700 cateterismos cardiacos llevados a cabo en este periodo, un procedimiento que no se realizaba en el centro hospitalario conquense y que obligaba a desplazar a los pacientes a otros hospitales de la región.

El gerente del Área Integrada de Cuenca, Juan Luis Bardají, acompañado por los responsables de los distintos servicios hospitalarios que desarrollan su actividad en la sala mixta de Hemodinámica, ha realizado balance de los dos años de funcionamiento de este nuevo servicio que se incorporó al “Virgen de la Luz” en el mes de julio de 2019.

Según ha explicado el doctor Bardají, la dotación de esta sala ha supuesto un salto cualitativo en la atención a los pacientes conquenses a los que en este tiempo se ha logrado ofrecer un importante catálogo de técnicas tanto diagnósticas como terapéuticas complejas en el área de Hemodinámica. 

En este sentido ha indicado que hay que recordar que nuestros pacientes cardiacos con anterioridad precisaban de trasladarse a otros centros de la región o incluso de otras comunidades para someterse a este tipo de pruebas y ha puesto en valor que en la actualidad se ha logrado ofrecer cobertura a más del 90 por ciento de las peticiones de cateterismos cardiacos generadas en el Hospital Virgen de la Luz.

Según los datos ofrecidos, en estos dos años se han registrado 657 intervenciones diagnósticas y 249 terapéuticas y se ha atendido a más de 650 pacientes. 

Destacar que el 20 por ciento de los pacientes son atendidos en procedimientos urgentes o preferentes.

Asimismo ha indicado que el objetivo de la Unidad de Hemodinámica de Cuenca es seguir creciendo y en este sentido el gerente ha anunciado que está previsto aumentar la cartera de servicios hacia otros campos como estudios dinámicos de hipertensión pulmonar o tratamiento de percutáneo de la hipertensión refractaria, una técnica que nos convertiría en centro de referencia regional, además de otros planteamientos de futuro de cara a la puesta en marcha del nuevo Hospital Universitario de Cuenca.

Por su parte, el responsable de la Sección de Hemodinámica del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el doctor Jesús Jiménez Mazuecos, ha informado que el resto de peticiones del área de Hemodinámica las llevan a cabo los mismos facultativos que acuden a Cuenca pero en el Hospital de Albacete, “con la ventaja de que ya conocemos la historia y características propias de esos pacientes cuyos casos tienen una complejidad especial”.

En este sentido el especialista ha señalado  explicado que la asistencia integral en todo el proceso diagnóstico e intervencionista precisa de una perspectiva de continuidad asistencial que es de vital importancia en los pacientes con cardiopatía y por ello el acuerdo de colaboración del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha entre las Gerencias de Cuenca y de Albacete, es muy importante porque fomenta la asistencia a pacientes de ambas áreas fomentando el trabajo en red entre ambos hospitales.

Asimismo ha indicado que desde el principio el SESCAM entendió que era prioritario acercar estos procedimientos cardiológicos a los pacientes de Cuenca pero que también era fundamental velar por la calidad y la seguridad de estos procedimientos.

“Creemos que ambos requisitos –calidad y seguridad- se logran con este acuerdo colaborativo que asegura que los procedimientos sean realizados por facultativos con muy alta experiencia que se desplazan a Cuenca y a la vez se posibilita la derivación a otro centro cuando las características clínicas y técnicas de un paciente y el procedimiento a realizar así lo aconsejen”, ha señalado.

Culminación de un proyecto

Por su parte, el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Virgen de la Luz, el doctor Javier Viñas, ha destacado que la cartera de servicios de la Unidad de Hemodinámica de Cuenca incluye la totalidad de los procedimientos diagnósticos y la posibilidad de realizar la mayor parte de los procedimientos intervencionistas coronarios. 

“Se trata de la culminación de un proyecto que tiene el sentido de mejorar el tratamiento que reciben nuestros pacientes a los que evitamos esos traslados, muchos de ellos con pacientes de riesgo, y por otra parte, hemos logrado crear una Unidad de Cardiología en la que se han difuminado las fronteras y creo que en este sentido somos ejemplo en cuanto a la colaboración intercentros con Albacete y también por la colaboración con otros servicios hospitalarios.”

Indicar que el 45 por ciento de los procedimientos no han precisado ingreso hospitalario, con una corta estancia en la Unidad de unas seis horas aproximadamente.

La actividad desarrollada en estos dos años de funcionamiento, que tuvo que ser paralizada durante dos meses por la pandemia por COVID-19, ha permitido asimismo que el Servicio de Cardiología del Hospital conquense haya utilizado también el espacio para la realización de otro tipo de intervenciones, fundamentalmente implantes de marcapasos, así como para el recambio de los mismos o la colocación de implantes de desfibriladores automáticos, ha explicado Viñas.

Además del servicio de Cardiología comparten este espacio los servicios hospitalarios de Radiología Intervencionista y Angiología y Cirugía Vascular, contando con la estrecha colaboración del Servicio de Anestesiología y Reanimación.

Recordar que la puesta en funcionamiento de la Sala de Hemodinámica supuso inversión superior a 1,2 millones de euros por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha en el Hospital de Cuenca, que se destinaron al acondicionamiento de todo el área que ocupa este nuevo servicio en el sótano 1 del centro sanitario y para la dotación tecnológica del mismo con un arco radiológico.

Radiología intervencionista y Cirugía Vascular

Por su parte, Radiología Intervencionista ha registrado un total de 1.464 actos médicos, entre los cuales destacan las más de 216 angiografías y cerca de 600 procedimientos de intervencionismo vascular diagnóstico y terapéutico. 

Se trata de un servicio que ha utilizado el aparataje radiológico instalado para incorporar nuevas técnicas en el intervencionismo terapéutico vascular y no vascular, ya que utilizan un arco radiológico de última generación que ha superado las expectativas iniciales.

El jefe del servicio de Radiodiagnóstico del Hospital de Cuenca, el doctor Miguel Ángel Pérez Gil, ha puesto en valor el trabajo que se está realizando en la sala mixta por parte del servicio de Radiología “ya que la sala cuenta con una dotación tecnológica magnífica y nos ha permitido no solo ampliar la cartera de servicios de Radiología Intervencionista, sino hacerlo de una manera que ha mejorado tanto el rendimiento en los distintos procedimientos como la seguridad  para el paciente y para los profesionales”.

Asimismo, los especialistas del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de Cuenca también han hecho uso de la sala para la realización de más de 200 intervenciones, como la colocación de endoprótesis vasculares, incluso en aorta abdominal.

En este sentido el cirujano vascular del Hospital de Cuenca, el doctor Sergio Fernández Bello, ha destacado que no se trata solo de los números, “ya que son pacientes que antes debían ser derivados porque no podían ser tratados aquí”. Además ha indicado que el uso de la sala mixta  ha sido beneficioso también por la bajada en el uso de contrastes yodados y la bajada de la dosis de radiación necesaria “y hoy en día para poder ofrecer una atención integral en estos procesos este tipo de salas son imprescindibles”, ha dicho.

La incorporación de la Hemodinámica Cardiaca en el Hospital Virgen de la Luz fue posible gracias al acuerdo alcanzado con la Gerencia del Área Integrada de Albacete para que los facultativos de la Sección de Hemodinámica del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete se desplacen a Cuenca con el fin de colaborar con los cardiólogos del Hospital conquense y ha permitido la incorporación de nuevos procedimientos y estudios funcionales que, gracias al esfuerzo conjunto, ofrecen una mayor proyección de futuro de la Sala de Hemodinámica y una actividad de elevadísima calidad.

Botón volver arriba