El Supremo avala la retirada de unas placas franquistas en un pueblo de Ciudad Real

La Sección de Admisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo

La Sección de Admisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha acordado la inadmisión a trámite de los recursos de casación preparados por la Orden de la Merced de la región y de concejales del PP de Herencia contra la sentencia de un juzgado de Ciudad Real que ordenaba a retirar las placas del convento.

Según explica el Tribunal Supremo y recoge Europa Press, la inadmisión se acuerda por falta de justificación de la concurrencia de algún supuesto de interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia.

Contempla igualmente falta de justificación de que las normas que se consideran infringidas hayan sido relevantes y determinantes de la decisión adoptada en la sentencia recurrida.

Este pronunciamiento llega después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha dictara sentencia el pasado verano de 2020

Este pronunciamiento llega después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha dictara sentencia el pasado verano de 2020 por la cual estimaba un recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento de Herencia a una sentencia de un juzgado de Ciudad Real de dos años atrás la cual quedaba revocada y que obligaba a reponer placas fascistas en la iglesia de Nuestra Señora de la Merced que fueron retiradas hace años.

Se desestimaban así los recursos contencioso-administrativos interpuestos por las procuradoras de las partes apeladas. El Alto Tribunal, con este fallo, declaraba ajustadas a derecho las resoluciones del Ayuntamiento de Herencia de 7 de marzo de 2016 y la de 28 de marzo de 2016 por las cuales se ordenaba la retirada de estas placas en cumplimiento con la Ley de Memoria Histórica.

Según el pronunciamiento, recogido por Europa Press, la resolución enjuiciada es plenamente acorde a Derecho, ya que frases como ‘Caídos por Dios, por España y su revolución nacional sindicalista”‘ así como el nombre de ‘José Antonio Primo de Rivera’ “forman parte evidentemente de la fraseología del bando vencedor en la Guerra Civil y la posterior dictadura”.

Periplo judicial desde 2016

Fue en 2016 cuando el entonces alcalde de Herencia, Sergio García-Navas, aseguró que la petición al Convento de los Mercedarios para la retirada de placas en la fachada de su iglesia se ajustaba a la Ley de Memoria Histórica y que en las mismas aparecían citas de “enaltecimiento” de Régimen Franquista y nombres de dirigentes de esta época.

El movimiento municipal llegó después de que la Asociación de la Memoria Histórica de Ciudad Real cursara petición para la retirada de estas placas. Se solicitó a los propietarios de las placas por escrito su retirada, algo que en ocasiones también se había hecho ya.

Tras la retirada, los familiares de las personas cuyos nombres aparecían en las placas del Convento de la Merced de Herencia (Ciudad Real) manifestaron su indignación ante las formas, y llegaron a calificar los hechos como “vandalismo administrativo de guante blanco”.

Botón volver arriba