El empleado de un restaurante chino niega que intentara matar a 4 compañeros en Albacete

 El acusado de intentar matar a cuatro compañeros en un restaurante de comida china de Albacete, ha negado los hechos y ha dicho que a su jefa la apuñaló “sin querer”, para defenderse; a una camarera porque lo que quería era “cogerle el teléfono” y que el hijo de su jefa “todo el mundo sabe que se autolesionaba”.

Así se ha pronunciado este lunes durante su declaración, que se ha extendido durante unas dos horas, en el juicio que se ha celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete y en el que ha estado asistido por una intérprete.

El encausado, de nacionalidad china, ha negado haber acuchillado a su jefa en el suelo, ni que tuviera que ayudar a la mujer un repartidor del local lanzándole a él una silla; así como ha insistido en que no acuchilló al hijo de su jefa.

Ha manifestado que en el momento de suceder los hechos, alrededor de las 20 horas del 26 de junio de 2021, fue al local solamente para hablar de su situación laboral y unos problemas de salud que acarreaba .

En ese sentido, ha afirmado: “como me debían cinco años de sueldo, les dije que me dieran el dinero y, si aquí no me curaban, me iba a China a que lo hicieran”.

Ha aseverado que las pruebas en su contra “han sido falsificadas” y ante las reiteradas preguntas de la fiscalía sobre si apuñaló a su jefa y al hijo de ella en varias ocasiones, lesiones por las que ingresaron en el hospital en estado grave, ha dicho que no , que solamente agredió a su jefa una vez y para defenderse porque le “estaba dando patadas”.

La acusación pide para él una pena de 36 años de cárcel por dos delitos de homicidio en grado de tentativa y otros dos de asesinato también en grado de tentativa, acusado de haber acuchillado a su jefa, al hijo de esta y una camarera del local, así como de haber dicho a la novia del hijo de la jefa que dejase de grabar con el móvil o los mataría a todos.

Esta joven ha declarado en el juicio que grabó al ver lo alterado que estaba “como prueba”. 

Los videos se han podido visionar en la sala, junto a los de las cámaras de seguridad, y en estos últimos sí se ve cuando hirió a la camarera que llamaba por teléfono, si bien él ha reiterado que lo que quería era coger el teléfono, no acuchillarla.

Las víctimas le reclaman unos 100.000 euros de indemnización conjunta por las lesiones que sufrieron.

infoCLM

Periódico Digital de Castilla-La Mancha con todas las noticias de Ciudad Real, Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete
Botón volver arriba