Cabañero agradece al Comisario de la Policía Nacional en Albacete su trabajo, coincidiendo con una etapa complicada por la pandemia

El presidente de la Diputación de Albacete, Santi Cabañero, ha mantenido un último encuentro oficial con el todavía Comisario Jefe de la Policía Nacional en la provincia de Albacete antes del próximo traslado de éste. 

Florentino Marín Parra, que el pasado marzo de 2019 se hacía cargo de las Comisarías de Albacete y Hellín procedente de la de Huelva (donde estuvo más de tres años), ha recibido “los mejores deseos” del presidente provincial de cara a la nueva etapa profesional que le espera en …¿?…., pero también su más sincero agradecimiento, en nombre de toda la ciudadanía de la provincia, por “la profesionalidad, el rigor y la firme vocación de servicio público” que han regido su acción durante este tiempo en el que ha sido la cabeza visible de la Policía en este territorio que ha acabado sintiendo también como suyo.

En sus primeras palabras al frente de la responsabilidad que ha ostentado en Albacete, Florentino Marín afirmó que venía “a luchar contra la delincuencia y a servir al ciudadano”, objetivos con los que Santi Cabañero le ha asegurado que “ha cumplido con creces”, poniendo en valor muy especialmente “el papel, absolutamente imprescindible y determinante, que todo el Cuerpo de la Policía Nacional ha jugado (y continúa jugando) en una coyuntura tan extraordinaria como la que ha marcado la lucha contra la pandemia de la COVID-19”.

En este sentido, Cabañero le ha reiterado a Florentino Marín que “el trabajo de los y las profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ha sido y es primordial para salvaguardar la integridad de la población en una tesitura ciertamente complicada y desconocida que ha llevado incluso a declaraciones de Estado de Alarma y diversos periodos de confinamiento (en distintos niveles)” que, ha afirmado, han sumado de forma ejemplar a sus obligaciones ‘convencionales’ en un ejercicio de responsabilidad y de gran vocación de servicio público, logrando que Albacete continúe con registros por debajo de la media nacional en lo que a delincuencia se refiere.

     Una etapa marcada por la plena predisposición a la colaboración

En el ámbito de lo personal, el máximo responsable provincial también ha tenido palabras de “reconocimiento y de absoluto agradecimiento” hacia Marín por “la cercanía, el respeto y la actitud plenamente colaborativa” que ambos han compartido durante esta etapa en las múltiples cuestiones en las que que han tenido ocasión de unir sinergias para trabajar tanto por cuestiones beneficiosas para el conjunto de la población como para ahondar en el reconocimiento público y en la mejora de la labor de los y las profesionales del Cuerpo Nacional de la Policía en la provincia. Mensaje, plenamente compartido por Florentino, que ha agradecido de vuelta esa complicidad y cooperación que siempre ha encontrado en la Casa Provincial y, de forma especial, en la persona de su presidente.

Natural de Betanae (Jaén), Marín Parra ingresó en 1980 como inspector en el Cuerpo Superior de Policía ascendiendo, en 1999, a inspector jefe y convirtiéndose en comisario en el año 2015. Tras pasar por destinos como Barcelona o Segovia, encabezó el área de seguridad del Ministerio del Interior, tras lo que se convirtió en jefe de la Comisaría Local de Leganés, periodo inmediatamente previo al ya citado en Huelva. Una faceta profesional que, al margen del ámbito policial, Florentino Marín completa con la Licenciatura en Geografía e Historia y dos máster (uno de Especialista en Dirección de Seguridad en Empresas y otro de Dirección Estratégica de Seguridad Pública).

Botón volver arriba