Trabajadores de Urgencias del hospital de Toledo suspenden su protesta de este jueves al no contar con autorización

Los trabajadores del Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo se han visto obligados a suspender el acto de protesta que tenían previsto llevar a cabo a las 12.00 horas de este jueves a las puertas de este servicio al no contar con la autorización necesaria para la concentración.

Así lo han confirmado los propios trabajadores que han asegurado, no obstante, que la llevarán a cabo en otro momento, dada «la saturación vivida desde hace meses y para reclamar una mayor dotación de recursos para hacer frente al gran número de pacientes atendidos».

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denunciaba en nota de prensa «un nuevo colapso» esta semana, alertando de que este miércoles ha llegado a acumular 62 pacientes a la espera de ingreso, con hasta 48 horas en una camilla aguardando a ser hospitalizados.

Desde CSIF han alertado de que «los profesionales no pueden más» y que «este colapso se está viviendo prácticamente cada semana sin que la Gerencia tome medidas para atajarlo, la mala gestión está perjudicando gravemente a unos trabajadores que están al límite y a unos pacientes que son atendidos en condiciones indignas».

«Para los propios profesionales es terrible observar cómo los pacientes permanecen en las camillas situadas en los pasillos durante tanto tiempo, es preciso coordinar y poner todos los recursos disponibles para evitar estancias prolongadas de los pacientes en Urgencias. Los responsables no pueden mirar para otro lado, ha pasado demasiado tiempo desde el inicio de la pandemia como para vivir este horror de forma casi permanente», ha concluido el sindicato.

Botón volver arriba